Especial Expediente Vallecas. Con la intervención del Dr. Jiménez del Oso, Santiago Vázquez, Íker Jiménez y Clara Tahorces.

Emitimos un programa especial destinado a abarcar las más importantes investigaciones realizadas sobre el famoso Poltergeist de Vallecas desde 1991 y su tratamiento en diversos programas dedicados al mundo del Misterio.

Fernando Jiménez del Oso
El Dr. Fernando Jiménez del Oso abordó el “caso Vallecas en 1995 en el programa de debate sobre misterios  “Misterios en la intimidad” (1995-1996)
Caso Vallecas - Santiago Vázquez
El programa que dirigió Juanfra Romero “Ángulo 13”, contó con la presencia del investigador y divulgador Santiago Vázquez en su sección “Realidad Paralela” para disertar sobre el inquietante EXPEDIENTE VALLECAS.

 

El investigador Pablo Moreira publicó en 2016 el que puede ser la investigación más completa de las realizadas del caso que publica en su web www.mundoparapsicologico.com y que reproducimos a continuación para ustedes.

En el año 1992 sale a la luz un espectacular caso que tuvo como detonante una sesión Ouija y como protagonista una adolescente madrileña llamada Estefanía Gutierrez Lázaro. Esta, tras realizar una sesión con dicha tabla y tras ocurrir un incidente durante la misma acaba falleciendo, en un principio, en extrañas circunstancias. Todo ello desencadena una serie de violentos fenómenos en su domicilio con actuación directa de la policía. Hoy, 24 años después, repasamos aquel suceso y presentamos, en exclusiva, un perfil psicológico de la madre, Concepción Lázaro de la Iglesia, elaborado durante una de las investigaciones que allí se llevaron a cabo y que pueden dar pie al indicio de que ella pudo tener algo que ver con el fenómeno…

Nota aclaratoria (15/04/2016): Por petición expresa de uno de los miembros de la familia, deseamos aclarar que el informe, aunque realizado por un psicólogo, una grafóloga y un hipnólogo, carece de validez oficial, siendo una evaluación realizada por ellos durante la investigación que se llevó a cabo durante su visita el día 9 de noviembre de 1996.

La calle Luís Marín de Vallecas bien podría ser una calle normal a ojos del viandante distraido, pero los que llevamos muchos años dentro de este “mundo misterioso” vemos que en ella hay un enclave, cuanto menos, interesante de enseñar a nuestros acompañantes. En el número 8 de dicha calle se encuentra un domicilio que en su día albergó según diferentes testigos y un parte policial una serie de violentos fenómenos de imposible explicación que, afortunadamente y según los testimonios de los nuevos inquilinos, han desaparecido por completo a día de hoy.

Sin lugar a dudas, el caso que se nos presenta tiene una característica que lo hace especialmente creíble, al menos en su esencia, puesto que policías, personas que nada tenían que ver y desde luego nada influenciados por el tema, fueron testigos de sucesos inexplicables tal y como recogieron en un pertinente parte de intervención.

Orígenes del episodio

Un año antes de su muerte, Estefanía, de 16 años y tercera hija por mayoría de edad de seis hermanos del matrimonio formado por Máximo Gutierrez Palomares y Concepción Lázaro de la Iglesia se encontraba, junto a unos compañeros, haciendo una sesión de Ouija en el Colegio Aragón cuando fueron sorprendidos por una profesora.

En ese momento, el vaso cayó y se rompió liberando -siempre según los testimonios- un extraño humo que Estefanía tuvo la mala suerte de “aspirar” sin darle demasiada importancia.

Durante los meses posteriores, y siempre según la madre, Estefanía comienza a tener extrañas convulsiones y visiones de personas alrededor de su cama que la llamaban continuamente. Las visitas a su médico e incluso al hospital no revelaban ningún tipo de enfermedad física ni psíquica.

Estefanía Gutierrez Lázaro llegó a pedir a la madre que, si muriera, no se avisara a la familia paterna y que dentro del féretro se pusiera una fotografía de los padres.

Estefanía Gutiérrez Lázaro, víctima de los fenómenos.
Estefanía Gutiérrez Lázaro, víctima de los fenómenos.

Su último día

El 14 de julio de 1991 ingresa por última vez en el hospital Gregorio Marañon y nunca más volvería a salir. Los doctores encargados de su caso, el Dr. Pedro Cabezas y el Dr. Gregorio Arroyo sentenciaron que, sin duda, su muerte fue “súbita y muy sospechosa“.

Un día antes de su muerte, el 13 de julio, Estefanía, con una actitud casi nunca antes vista, se avalanzó de forma extremadamente violenta sobre su hermana Marianela, que logró esquivarla, yaciendo posteriormente inconsciente en el suelo y vertiendo espuma por la boca. Cuando Estefanía se recuperó, no recordaba absolutamente nada de lo que había ocurrido previamente. Prefirió olvidar el asunto y salir a pasear con su entonces novio Pablo G.

No obstante, cuando volvió a su casa aquella noche, volvió a tener una suerte de ataque cayendo de espaldas sobre su cama sin llegar a recuperar la consciencia, por lo que fallece a las 02.00 h. del 14 de julio con un escueto parte médico que sentencia que la causa más inmediata es “Asfixia Pulmonar”.

Fenómenos extraños en el hogar familiar

Tras unos meses de “relativa calma“, en el hogar comienzan a sucederse, de menor a mayor intensidad, diferentes fenómenos paranormales, muchos de ellos clásicos y comunes en muchísimos casos: rotura de vasos, objetos que parecen moverse solos, sobras erráticas, apertura y cierre de puertas… Pero sin duda, el más impresionante, siempre según el testimonio de Concepción, la madre, es el que ocurre el día 1 de noviembre de 1993 por la noche. De repente, y sin mediar intervención humana, la fotografía de Concepción situada en el salón comienza a arder sorprendentemente sin dañar los objetos de su alrededor.

Estefania Gutiérrez caso Vallecas Foto quemada
De repente, y sin mediar intervención humana, la fotografía de Concepción situada en el salón comienza a arder sorprendentemente sin dañar los objetos de su alrededor.

La policía es testigo de los fenómenos

Cerca del domicilio se encuentra la comisaría de Policía Nacional asignada a la zona que recibe, el 27 de noviembre de 1992 durante la noche la llamada desesperada de la familia.

En esta ocasión es Máximo Gutierrez Palomares, padre de Estefanía, quien ante los acuciantes fenómenos se ve desbordado viéndose obligado a solicitar la presencia policial. A la casa acuden el inspector José Negri y 5 agentes más intrigados por lo que ocurría.

La familia al completo estaba esperando en el portal, cosa que intrigó aun más a los agentes que preguntaron que ocurría, obteniendo una respuesta la mar de interesante: Una sombra negra y alta estaba rondando la casa.

Uno de los episodios más espectaculares vistos por la totalidad de los policías allí presentes fue ver como las puertas de uno de los muebles situados en el comedor comenzaba a abrirse y cerrarse violentamente. Ante este fenómeno totalmente sin explicación, cuatro de los agentes deciden bajar al portal negándose a quedarse en el inmueble.

Ya algo más calmados, Máximo acompaña al inspector Negri a la habitación de Concepción para mostrarle la figura de Jesucristo arrancada y los arañazos que se habían producido en el poster que había colgado en la pared producido por “algo así como tres garras, según los testigos. De repente, en la terraza que daba acceso a la habitación de Estefanía, sonó un fuerte ruido que alertó a ambos testigos, que fueron a ver que podía ser, sin poder establecer la fuente del estruendo.

Fue en ese momento cuando la policía, en la mesa donde se encontraba el teléfono, pudo apreciar una especie de “babas marrones” de procedencia desconocida.

El inspector Negri afirma que, al entrar al baño, usado de trastero debido a que la familia afirmaba que era uno de los epicentros del fenómeno, sintió un frío como nunca antes había sentido. Aunque, como siempre, este tipo de sensaciones son, cuanto menos, sospechosas de subjetividad.

Decrecimiento del fenómeno

Finalmente, los fenómenos fueron perdiendo poco a poco intensidad hasta que desaparecieron. La familia vendió la casa y los nuevos inquilinos nada han presenciado, teniendo una vida totalmente normal.

Perfil psicológico de la madre, Concepción Lázaro

Muchos grupos de investigación, o más bien experimentación, pasaron por la casa durante el tiempo en el que los fenómenos estuvieron activos y posteriormente también. Pocos, por no decir casi ninguno, han conseguido obtener ningún dato relevante salvo uno de ellos, el llamado FEDINE, que llevo a cabo estudios parapsicológicos y psicológicos a miembros relevantes de la familia, como Concepción Lázaro.

Estudios serios y objetivos como el que llevo a cabo dicho grupo, hoy extinto, son de difícil acceso y prácticamente imposible de conseguir debido a que muchos grupos de la época ya no existen y sus miembros nada tienen que ver como lo que hoy se conoce como “mundillo del misterio.

No obstante, debido a la amistad que me une con el fundador de este grupo en específico, y tras muchos años de intentar publicar esta información, ya tengo su autorización para hacerlo. Luís Manuel Rivero, estomatólogo médico legal y forense, es el encargado de coordinar este estudio, M. N. C., pedagoga y grafóloga, se encarga de realizar un estudio grafológico y C. I. G., psicólogo y estomatólogo es el encargado de realizar un perfil psicológico de Concepción.

Conclusiones del informe

  • Test enfocado a habilidades parapsicológicas: Se realiza un test de facultades psi a Concepción Lázaro sin arrojar datos significativos. Cabe destacar, entre los efectuados, la sensibilidad medianamente alta registrada en el test de sensibilidad psi.
  • Test psicológico enfocado a medir la introversión/extroversión, la ansiedad y los trastornos psíquicos: De las diferentes variables que existen para medir los diferentes valores que engloba el test, reflejamos el siguiente cuadro:

En el cual, sin entrar a publicar los cuestionarios, se citan las siguientes conclusiones:

  1. Sujeto con leve tendencia a la introversión.
  2. Marcado desarreglo emocional, neurótica, marcada tendencia a la ansiedad.
  3. Comportamiento flemático, roto a veces por explosiones de violencia.
  4. Delirio sistematizado con ideas de grandeza o megalomanía.
  5. Necesidad de llamar la atención. Sobreestimación del yo.
  6. Inclinación hacia la constitución maníaca-depresiva.

Análisis grafológico (Cita textual del informe)

Hemos elaborado unas características genéricas de la personalidad de Dª Concepción, teniendo en cuenta la fuerza en la escritura, caligrafía, amplitud de las palabras, inclinación de palabras o frases, acentuación, etc., es decir, se han estudiado los rasgos grafológicos más significativos que nos darán signos que evidencian su personalidad. Es importante comentar que dichos rasgos pertenecen a una persona en un momento concreto de su vida y con una edad determinada, lo que hace entender que las experiencias a lo largo de la vida modifican o pueden modificar nuestra manera de ser.

La personalidad de Dª Concepción según su caligrafía es la siguiente:

  1. Persona de más de 30 años no madura. Personalidad no formada, inmadura, con rasgos infantiles que afianzan su inmadurez.
  2. Optimismo. Capacidad imaginativa y fantasiosa.
  3. Independiente. Cree en la autosuficiencia y confía en no depender de nadie sin embargo considera que los demás dependen de ella y esto le hace sentirse útil.
  4. Discreto desequilibrio emocional.
  5. Necesidad de aparentar seguridad de sí misma.
  6. Introversión.
  7. Agresividad.
  8. Sentimientos y emociones encontrados, es decir, contradicción en sus emociones.
  9. Desconfianza.
  10. Necesidad de llamar la atención. Le gusta destacar.
  11. Orgullo por la figura paterna quién le ha transmitido la agresividad como autodefensión en situaciones adversas.

Si nos basamos en el contenido de sus palabras y haciendo un análisis psicológico de sus respuestas podemos añadir que es una persona semi-analfabeta. Sabe expresarse por medio de la escritura sin tener conocimientos de las normas ortográficas.

Esta persona experimenta un convencimiento real de lo que cuenta, es decir, está segura de que lo que dice es cierto, si nosotros lo observáramos con sus ojos veríamos lo mismo porque sus ojos lo perciben de ese modo. Tiene una capacidad imaginativa considerable, lo que nos hace suponer que lo que cuenta no es real, al menos todo no lo es. Pudiera sufrir una desviación en la percepción de la realidad.

Se aconseja estudio psicológico de la persona que amplíen las conclusiones y defina si existe verdaderamente las experiencias o son fruto de una imaginación fantástica ya que Concepción tiene un destacado potencial en estos rasgos.

Conclusiones del informe

El informe, que no niega que existan fenómenos, concluye lo siguiente:

  • La Sra. Concepción Lázaro de la Iglesia:1. Sufre de epilepsia y por ello toma Tegretol, medicamento indicado en este tipo de alteraciones.
    2. Tiene una capacidad imaginativa considerable.
    3. Pudiera sufrir una desviación en la percepción de la realidad.
    4. Presenta un discreto desequilibrio emocional, neurótica, tendente a la ansiedad, debido posiblemente a los hechos ocurridos en su casa y la posterior muerte de su hija, junto a la no realización de las promesas hechas a la joven.
    5. Contradicción en sus emociones.
    6. Necesidad de llamar la atención.
  • El detonante del poltergeist (Concepción Lázaro de la Iglesia) pudo sufrir alteraciones psicopatológicas debido a su especial vivencia de la situación en la que se encontraba (en especial del punto nº 4). Le ocurren hechos extraños, presumiblemente debido a la impregnación ambiental existente provocada por su hija Mª Estefanía, y mantenida por ella misma.
  • En el salón de la casa, hay un lugar especialmente reservado (a modo de Santuario) para la joven Mª Estefanía, donde encontramos un retrato y fotografías de ella, imágenes religiosas y flores, lo que hace pensar que está siempre presente al menos en la vida de la madre.
  • Posible fenómeno de transferencia sugestiva a los demás miembros de la familia.
  • Los fenómenos ocurridos en la casa de la familia Gutiérrez-Lázaro, parecen haber remitido desde el mes de octubre del presente año 1.996 en que se exhumó el cadáver de la joven y se realizaron las promesas pendientes.
  • La finalización del poltergeist sólo se produce por extenuación del elemento activador.

Conclusión

Como podemos ver, los fenómenos existían. No obstante, ¿Eran tan sorprendentes como quería hacer ver la madre, Concepción Lázaro? ¿Hasta que punto no estaban “alimentados” o sobredimensionados por ella de forma consciente o inconsciente?

Curiosamente, el propio afán de la madre por cumplir la promesa de la hija, en 1996, hizo que los fenómenos acabasen casi instantáneamente, por lo que su propia presión psicológica pudo ayudar tanto a fomentar como a eliminar dichos episodios.

Se da la circunstancia de que Concepción es epiléptica, enfermedad, según la parapsicología clásica, asociada a muchas personas que son detonantes de fenomenología paranormal.

Sea como sea, el Caso Vallecas pasará a los anales históricos de la investigación paranormal como un interesante episodio de los pocos que se dan dignos de estudio.

Fuentes: mundoparasicologico.com autor PabloMoreira

Deja un comentario