Predicen la sexta extinción masiva en la Tierra

La Sexta Extinción
Científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts han pronosticado cuándo podría empezar a darse esa sexta extinción masiva a partir de un estudio matemático basado en las emisiones de carbono actuales.

El ciclo del carbono de la Tierra podría desestabilizarse a partir de 2100 y provocar la desaparición de la mayoría de especies del planeta.

En los últimos 540 millones de años, la Tierra ha padecido cinco episodios de extinción masiva, cada uno de los cuales ha coincidido con procesos que han trastornado el ciclo natural de absorción de carbono en la atmósfera y los océanos. Estas perturbaciones tuvieron lugar durante miles o millones de años, y acabaron dando lugar a la extinción de especies marinas en el mundo.

Ahora científicos del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés), han pronosticado cuándo podría empezar a darse esa sexta extinción masiva a partir de un estudio matemático basado en las emisiones de carbono actuales. Su conclusión: el evento dependerá del momento en el que el océano llegue a absorber una cantidad crítica de carbono, cifrada en el estudio en 310 gigatoneladas (esto es, 310.000 millones de toneladas).

¿Y cuándo sucederá? Según cálculos del Panel Intergubernamental para el Cambio Climático, alrededor del año 2100.

Estas pesquisas no quieren decir que la extinción vaya a ocurrir al día siguiente. Según Daniel Rothman, profesor de geofísica del Departamento de Ciencias Atmosféricas y Planetarias del MIT, a partir de esa fecha el planeta entrará en un ‘territorio desconocido’, esto es, un período inestable muy difícil de predecir.

Para llegar a esta conclusión los científicos han identificado los ‘umbrales de catástrofe’ en el ciclo del carbono, cuya superación dan lugar a esos ciclos de inestabilidad que en ultima instancia pueden provocar una extinción masiva.

No es la primera vez que la Tierra sufre una gran extinción de especies. En el imaginario colectivo está la de los dinosaurios, hace 65 millones de años. Desaparecieron alrededor del 75% de las especies. Pero antes hubo otras cuatro, aún más mortíferas. Aquellas cinco extinciones masivas fueron causadas por fenómenos naturales, ya fueran meteoritos desde el espacio, supervolcanes o hasta la explosión de una supernova. Ahora, sin embargo, es una de las especies, la humana, la que estaría provocando la desaparición acelerada de las demás.
No es la primera vez que la Tierra sufre una gran extinción de especies. En el imaginario colectivo está la de los dinosaurios, hace 65 millones de años. Desaparecieron alrededor del 75% de las especies. Pero antes hubo otras cuatro, aún más mortíferas. Aquellas cinco extinciones masivas fueron causadas por fenómenos naturales, ya fueran meteoritos desde el espacio, supervolcanes o hasta la explosión de una supernova. Ahora, sin embargo, es una de las especies, la humana, la que estaría provocando la desaparición acelerada de las demás.

Registros históricos
Los científicos construyeron su hipótesis contrastando las mediciones actuales con los datos obtenidos de los registros históricos. Rothman había trabajado anteriormente en el estudio de la extinción del Pérmico, hace unos 250 millones de años, en la que desaparecieron más del 95% de las especies marinas del mundo, entre otros factores, a causa del aumento de los gases de efecto invernadero.

A partir de ahí, se planteó si las emisiones actuales de CO2 podrían acabar teniendo un efecto similar. Aunque para ello debería buscar una forma de comparar un evento geológico que pudo durar miles o millones de años con un fenómeno cuyo estudio está limitado a dos siglos, desde el inicio de la industrialización.

Para ello, ideó una fórmula matemática que relacionaba el ritmo y la magnitud de los cambios en el ciclo del carbono con los períodos de tiempo en el que estos se habían producido. Para comprobar si el modelo funcionaba analizó cientos de artículos de geoquímica e identificó 31 eventos producidos en los últimos 542 millones de años en los que se había producido cambios significativos en el ciclo del carbono del planeta debido a causas naturales. Después midió la naturaleza y la duración de esos cambios y los asoció con la cantidad de CO2 absorbido por el océano en aquellos momentos.

Para ello, Rothman aisló un umbral común identificado en la mayoría de los 31 eventos. Los datos mostraban que casi todos fueron muy benignos, sin grandes consecuencias para la estabilidad del planeta. Sin embargo, detectó que hasta cuatro de los cinco períodos en los que se habían producido extinciones masivas habían superado ese umbral, calculado en 310.000 millones de toneladas de CO2, una cantidad a la que, según las estimaciones, llegaremos en 2100. Entonces el planeta volverá a pasar por un período que podría haber experimentado ya en otras cinco ocasiones, aunque esta sería la única vez en la que la humanidad sea testigo de ello.

Fuentes: http://www.nationalgeographic.com.es

Deja un comentario