Los Nuevos Exorcistas Preparados en Roma.

Los funcionarios de la Iglesia Católica Romana han ofrecido un curso de exorcismo de una semana, y docenas de sacerdotes católicos se han congregado en Roma para participar de los consejos y estrategias para desterrar demonios de la Santa Sede.

Titulado Exorcismo y Oración de Liberación, el curso se encuentra en su decimotercer año, y se presentó en el Pontificio Ateneo Regina Apostolorum, una institución educativa católica en Roma, en colaboración con el Grupo de Investigación e Información Socioreligiosa (GRIS). Se estima que unas 200 personas, católicos laicos y sacerdotes, asistieron, informó Reuters.

Del 16 al 21 de abril, los aspirantes a exorcistas aprendieron sobre los problemas que podrían encontrar, incluyendo reconocer al diablo, diferenciar entre la posesión y los trastornos mentales, y las protecciones legales para los exorcistas, según un esquema del curso .

La palabra exorcismo deriva de la palabra griega para juramento, “exousia”. Como lo describe el erudito en estudios religiosos James R. Lewis en su libro “Satanismo hoy: una enciclopedia de religión, folclore y cultura popular”, “exorcizar” significa algo como juramento de posesión del espíritu – invocando una autoridad superior para obligar al espíritu, en lugar de una verdadera ‘expulsión’. “Esto se vuelve claro cuando a la entidad demoníaca se le ordena que abandone a la persona, no por la autoridad de un sacerdote sino, por ejemplo, en el nombre del Padre, y el Hijo y del Espíritu Santo”.

Al curso asistieron sacerdotes de todo el mundo así como laicos autorizados por sus obispados.
Al curso asistieron sacerdotes de todo el mundo así como laicos autorizados por sus obispados. El precio de la semana fue de 300€ e incluía el material didáctico.

El Vaticano primero publicó pautas oficiales sobre el exorcismo en 1614, y las revisó en 1999. Según la Conferencia de Obispos Católicos de los EE. UU., los signos de posesión demoníaca incluyen fuerza sobrehumana, aversión al agua bendita y la capacidad de hablar en idiomas desconocidos. Otros posibles signos de posesión demoníaca incluyen escupir, maldecir y “masturbación excesiva”.

Medio millón de personas buscan exorcismos cada año tan solo en Italia

El curso propuso una investigación académica e interdisciplinaria sobre el ministerio del exorcismo y la oración de liberación. Abarcará una amplia gama de temas: antropológicos, así como fenomenológicos, sociales, teológicos, litúrgicos, canónicos, pastorales, espirituales, médicos, neurocientíficos, farmacológicos, simbólicos, criminológicos, jurídicos y jurídicos.  El precio del curso fue de 300 euros, que incluía asistencia y material.

Junto con las técnicas tradicionales de exorcismo que ya cabe esperar, como rociar agua bendita o cantar pasajes bíblicos en latín, el curso de este año hizo un guiño a la era moderna al introducir un elemento técnico para el kit de herramientas del exorcista : un teléfono móvil. Reuters señaló que en una de las primeras sesiones del curso, el cardenal Ernest Simoni de Albania describió su ayuda y asistencia técnica en los exorcismos recitando las oraciones latinas por el teléfono móvil.

El programa de la "Semana de Exorcismo y poderes de liberación" celebrado en Roma entre el 16 y el 21 de abril de 2018.
El programa de la “Semana de Exorcismo y poderes de liberación” de 2017. Este año se ha celebrado en Roma entre el 16 y el 21 de abril de 2018.

Esta actualización técnica al destierro del demonio siguió a otra concesión reciente al siglo XXI, que tuvo lugar el año pasado. Con el permiso del Vaticano, la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB) creó la primera traducción al inglés de los rituales latinos de la Iglesia Católica Romana para el exorcismo, facilitando la labor del sacerdote mediante la participación de personal laico en el rito.

“Dado que hay menos conocimiento del latín de lo que solía haber, incluso entre los sacerdotes, se facilita a más sacerdotes y colaboradores a participar de ellos”, dijo el padre Andrew Menke, director ejecutivo de la Secretaría de Culto Divino de la USCCB al Catholic Herald.

Otras sesiones en el curso incluyeron: El Exorcista Auxiliar: Requisitos y Tareas; Simbolismo mágico-ocultista y rituales satánicos; Discerniendo las acciones extraordinarias del diablo y la semana terminó con una mesa redonda del Ministerio de Exorcismo, de acuerdo con el plan de estudios.

El Ritual Romano nace sobre todo de la necesidad práctica de reunir en un solo volumen todos los ritos de los ministros católicos de rito romano. A lo largo de la historia diversas iglesias, instituciones o personas elaboraban sus propias colecciones, como los sacramentarios Gelasiano o Veronense, o como la colección que el Card. Santorio publicó a título personal en 1586. Sin embargo, la primera versión con carácter oficial del Rituale Romanum es la que, basándose en la colección del Card. Santorio, publica Pablo V en 1614 mediante el breve Apostolicae Sedis1​.
El Ritual Romano nace sobre todo de la necesidad práctica de reunir en un solo volumen todos los ritos de los ministros católicos de rito romano. A lo largo de la historia diversas iglesias, instituciones o personas elaboraban sus propias colecciones, como los sacramentarios Gelasiano o Veronense, o como la colección que el Card. Santorio publicó a título personal en 1586. Sin embargo, la primera versión con carácter oficial del Rituale Romanum es la que, basándose en la colección del Card. Santorio, publica Pablo V en 1614 mediante el breve Apostolicae Sedis​. Wikipedia.

Se estima que medio millón de personas buscan exorcismos cada año solo en Italia, y la demanda de exorcismos en todo el mundo está creciendo. Sin embargo, los trastornos mentales y las afecciones físicas como la epilepsia son las explicaciones más probables para los relatos de la llamada posesión demoníaca, medieval y moderna, según un estudio publicado en 2014 en la revista Early Science and Medicine.

Completar el curso de exorcismo de una semana en curso en Italia les proporciona a los asistentes un certificado, pero eso no significa que estén calificados para realizar exorcismos para la iglesia católica; solo los sacerdotes que han recibido una licencia o permiso especial de su Obispo pueden levantar una cruz contra los poderes de la oscuridad, dijo a Reuters el organizador del curso y líder de GRIS, Giuseppe Ferrari.

Simoni añadió que “el exorcismo debe intentarse solo si los médicos no pueden encontrar una explicación psicológica o física para la angustia de la persona “poseída”.


Fuentes: Mindy Weisberger, Reuters, Wikipedia, “istitutosacerdos”, Alberto Guzmán.

Deja un comentario