¿Hemos sido visitados por seres extraterrestres?

¿Hemos sido visitados por seres extraterrestres?

Ante esta pregunta que nos propuso Luis Dévora a Gerald Dean y a mí para su podcast ¿Por qué?, https://cutt.ly/KnS1Ndg, la respuesta fue contundente. Constantemente.

Y no es que de repente me haya puesto el gorrito de aluminio y empiece a soltar magufadas. No señores, estamos hablando siempre (o en lo que en mis limitadas posibilidades concierne) de ciencia.

Y me quiero referenciar a la teoría de Jöns Jacob Berzelius (1834) y a la del químico sueco con Nobel Svante Arrhenius (1903) y sobre todo, Leslie Orgel (1973), otro premio Nobel.

Por su puesto, me refiero a la teoría de la panspermia, en la que asegura que la vida puede viajar a través del hielo de los cometas, o incluso pegada a los meteoritos, y donde la tierra es bombardeada por polvo estelar de dichos meteoritos con 10000 kilos al día.

En ese polvo pueden transportar células o componentes necesarios para organizar la vida. Puede incluso transportar virus (sean o no, consideradas vida) y ser también la causante de pandemias en distintas épocas.

“No solo células, hay criaturas sorprendentes capaces de sobrevivir expuestos a la dureza del espacio, a la radiación cósmica, e incluso ser capaces de resucitar tras una congelación de milenios.”

No solo células, hay criaturas sorprendentes capaces de sobrevivir expuestos a la dureza del espacio, a la radiación cósmica, e incluso ser capaces de resucitar tras una congelación de milenios. Los tardígrados, aparte de ser unas criaturas muy cuquis, son prácticamente inmortales. Otros ejemplos como los líquenes, también soportan dichas condiciones infernales. Por lo que seguramente en Kriptón, Vulcano o Melmak, también tengas tardígrados y líquenes o criaturas derivadas de su evolución.

También hay teorías que podrían explicar la llegara de los pulpos, considerados una anomalía evolutiva que no aparecieron en el cámbrico, como casi todo el resto de los seres vivos. ¿Llegaron acaso en otra oleada? Es una teoría que se está discutiendo actualmente la comunidad científica.

Hace miles de millones de años, cuando el Sistema Solar era aún muy joven, uno de sus planetas disfrutaba de un clima templado, con cielos azules y grandes cantidades de agua corriendo y formando mares y ríos por toda su superficie. Pero ese mundo privilegiado no era la Tierra, sino Venus. Estudios recientes apuntan que allí la vida habría podido desarrollarse por lo menos durante 3.000 millones de años.
Hace miles de millones de años, cuando el Sistema Solar era aún muy joven, uno de sus planetas disfrutaba de un clima templado, con cielos azules y grandes cantidades de agua corriendo y formando mares y ríos por toda su superficie. Pero ese mundo privilegiado no era la Tierra, sino Venus. Estudios recientes apuntan que allí la vida habría podido desarrollarse por lo menos durante 3.000 millones de años. Fuente: ABC, José Manuel Nieves.

Obviamente, a la pregunta de ¿Cómo se creó la vida? o si hemos sido creados por intervención alienígena, lo único que hace dicha teoría es trasladar el problema a otro lugar, pero sin responder como de lo inerte se crea lo vivo, algo que nunca se ha replicado en un laboratorio, y colocando a la teoría de la sopa primigenia en otro planeta, con lo que, de alguna manera, TODOS seríamos alienígenas.

Algunos pensareis que lo mismo he hecho trampa a la pregunta, esquivando la pregunta más evidente, ¿Hemos sido visitados alguna vez por seres extraterrestres (que no seamos nosotros mismos) INTELIGENTES?

Para responder a esta pregunta, primero deberíamos saber si existen extraterrestres. La respuesta de la ciencia para esta respuesta es SÍ, en un 99´999999 %. No hay ni un solo científico que se atreva a decir lo contrario. Entonces ¿Cuál es el problema? Podría hablaros de la paradoja de Fermi, pero podría resumirlo con que el universo es tan magno, que, si en la tierra se han dado las condiciones para la evolución biológica, estadísticamente debe darse en múltiples puntos. Así que la respuesta no es si existen, si no cuán lejos están.

“El satélite de Júpiter, Europa, una bola de hielo de varios kilómetros, podría tener incluso formas biológicas complejas en su océano subterráneo.”

Si nos referimos a extraterrestres no inteligentes (Aunque esa definición no me gusta, ya que definir inteligencia con respecto a qué, es más complejo de lo que parece) hay indicios de que en la atmósfera de Venus hay formas de vida (está por confirmar), vida microbiana, también extrapolaríamos a que si en dos planetas hay vida, (aunque sea macrobiótica), significa que el universo es un vergel y se da con bastante facilidad. https://cutt.ly/inS20gs

También se habla de la posibilidad de que el satélite de Júpiter, Europa, una bola de hielo de varios kilómetros podría tener incluso formas biológicas complejas en su océano subterráneo. El lanzamiento de la misión Clipper en 2022 se encargará de investigarlo. https://cutt.ly/gnS22aT

Si hay vida en tan dispares lugares gracias a la panspermia, ¿Puede haber sido esta, de alguna manera dirigida? ¿O ha sido fruto de los factores aleatorios astrales?

La panspermia natural puede haber surgido, según teorías, que las estrellas enanas blancas pueden ser el origen de la dispersión del carbono, por lo tanto, causantes de esa panspermia. https://cutt.ly/onD70A4

“La problemática de infectar otros mundos con la vida, no solo pueden proceder de meteoritos, cometas, ni de alienígenas transcendentales no biológicos. Los humanos ya lo hemos hecho en los planetas que nos rodean con nuestra primitiva tecnología.”

En cambio, otros aseguran hablar de una panspermia dirigida, debido a que no puede ser un accidente que moléculas chocando entre sí produzca vida. ¿Hablamos de seres no biológicos inteligentes creando seres vivos? Quizás escape a nuestro entendimiento, Pero James Watson y Francis Crick, premios Nobeles, aunque algo racistas, machistas y homófobos, aseguran que es tan probable la creación de la vida por combustión espontanea, como la del montaje de un jumbo jet por un huracán tirando un depósito de chatarra. Claro que, si el universo es tan magno, y aunque esa posibilidad fuera de 1 entre millones, en el universo ocurriría varias veces.

Pero mantengamos que existen dichos seres extraterrestres no biológicos, y que están tan lejos que, su única posibilidad de contacto es a través de esparcir por el cosmos la biología, como si de una infección se tratara, y como bien hemos estudiado en distintas líneas de la evolución, criaturas sin contacto, pero en condiciones similares, evolucionan parecido. Por lo que es posible que, en otros mundos, tengan formas semejantes a criaturas de la tierra, y alguna de esas formas de vida que no estén tan alejadas en el espacio, y hayan mandado sondas espaciales, al mismo estilo que hicimos con la Voyager 1 en 1977, la cual porta células vivas y bacterias terrestres pegadas al casco. De hecho, hoy día hay una obsesión de esterilizar bien las sondas espaciales para no contaminar otros planetas con nuestra biología, ya que no sabemos el impacto que esto pueda producir.

Las naves espaciales Voyager 1 y Voyager 2 fueron lanzadas desde la Tierra en 1977. Su misión fue explorar Júpiter y Saturno--y planetas que se encuentran más allá de nuestro sistema solar.
Las naves espaciales Voyager 1 y Voyager 2 fueron lanzadas desde la Tierra en 1977. Su misión fue explorar Júpiter y Saturno–y planetas que se encuentran más allá de nuestro sistema solar. Imagen: cortesía NASA.

Es decir, la problemática de infectar otros mundos con la vida, no solo pueden proceder de meteoritos, cometas, ni de alienígenas transcendentales no biológicos. Los humanos ya lo hemos hecho en los planetas que nos rodean con nuestra primitiva tecnología.

Esta teoría no será verificada hasta que capturemos un meteorito o un cometa virgen, y encontremos restos biológicos no terrestres. Hemos tenido meteoritos procedentes (o rebotados) de Marte, pero no sabemos si esas muestras fueron contaminadas al llegar, o portaban esos elementos biológicos de antes. No creo que quede demasiado para responder a esta transcendental pregunta.

También es cierto que nuestros telescopios han detectado los ladrillos de la vida necesarios en esas lejanas galaxias, como azúcares, lípidos, que, en determinadas y supuestas condiciones que desconocemos, y no somos capaces de reproducir en un laboratorio, den el salto al ADN y a las primeras moléculas sencillas.

“Por mucho que les gustaría a Erich Von Daniken o a Zecharia Sitchin, no hay ninguna prueba, ni en el mal llamado ADN basura, que en realidad es que no sabemos traducirlo ni que función tiene, pero os puedo asegurar que no son mezclas anunnakis, ni mensajes cifrados.”

Pero seguimos buscando pistas en nuestra historia sobre si hemos sido visitados por seres inteligentes o evolucionados. Podremos buscar indicios, pistas o incluso pruebas.

Si casi todas las especies vienen del primer animal complejo hace 1000 millones de años, LUCA, el cual no hemos encontrado, podría ser la clave para saber si hemos sido intervenidos por algún Dios-alienígena padre de la vida. Al parecer, hemos hallado en el fondo de un lago de Escocia de 1 millón de años, uno de sus descendientes directos. Tiene lógica, ya que, si ha llegado por panspermia, lo fácil es que esté no muy alejado de la superficie, aunque con las dificultades e imposibilidades de estudiar el fondo sideral de los océanos, terreno completamente ignoto para el ser humano como lo es el espacio profundo, de donde se supone que la sopa primigenia se formó, no hay forma de comparar. https://cutt.ly/8nS9VZZ

El estudio del ADN también es clave en la búsqueda de pruebas. Entre un humano y una mosca, el código genético es igual en un 80%, de un humano a un chimpancé es del 98%. ¿Eso significa que en ese 2% está lo que nos hace más inteligentes?

Quizás en ese 2% está la prueba de intervención divina-alienígena que nos dio la posibilidad de hacer cultura.

¿Fueron los antiguos dioses, los que bajaron del cielo y nos enseñaron la agricultura, y modificaron el ADN para que tuviéramos sapiencia?

Por mucho que les gustaría a Erich Von Daniken o a Zecharia Sitchin, no hay ninguna prueba, ni en el mal llamado ADN basura, que en realidad es que no sabemos traducirlo ni que función tiene, pero os puedo asegurar que no son mezclas anunnakis, ni mensajes cifrados. Sencillamente es que no las hemos traducido, ni sabemos que función tienen. Pero intuyo que no habremos de esperar en exceso para dominarla.

Las primeras secuencias de ‘2001: Una odisea del espacio‘ de Stanley Kubrick se ubican en un tiempo prehistórico, mucho antes del desarrollo de la humanidad. Esta primera etapa denominada “El Amanecer del Hombre” se inicia con un grupo de primates, suerte de protohumanos, que se encuentran en la lucha por la supervivencia, enfrentándose entre clanes por los recursos naturales del planeta. De pronto, como surgido de la nada, aparece un monolito. Uno de los grupos de primates se aproxima hasta el monolito y uno de ellos lo toca, desarrollando inteligencia misteriosamente. Esta estructura de forma rectilínea, aparece acompañada por unos sonidos perturbadores, difícilmente identificables, pero que en términos generales suscitan estados emocionales de zozobra e incomodidad en el espectador.
Las primeras secuencias de ‘2001: Una odisea del espacio‘ de Stanley Kubrick se ubican en un tiempo prehistórico, mucho antes del desarrollo de la humanidad. Esta primera etapa denominada “El Amanecer del Hombre” se inicia con un grupo de primates, suerte de protohumanos, que se encuentran en la lucha por la supervivencia, enfrentándose entre clanes por los recursos naturales del planeta. De pronto, como surgido de la nada, aparece un monolito. Uno de los grupos de primates se aproxima hasta el monolito y uno de ellos lo toca, desarrollando inteligencia misteriosamente. Esta estructura de forma rectilínea, aparece acompañada por unos sonidos perturbadores, difícilmente identificables, pero que en términos generales suscitan estados emocionales de zozobra e incomodidad en el espectador.

De hecho, si hubiera intervención divina que demostrara que aliens nos visitaron y nos tocaron, tenemos al Nearthental, que sí es una raza distinta al ser humano Sapiens (no negros o chinos o caucásicos), y es incluso más inteligente y más fuerte que el sapiens. ¿Intervinieron a los dos? ¿O sencillamente la naturaleza les dio entendimiento en condiciones similares de evolución? ¿O de una tercera criatura se escindió estas dos vertientes inteligentes?

La realidad es que, a un Nearthental, lo vistes con ropajes modernos, le acicalas, y le arreglas, y no lo distinguirías de un ser humano convencional, por lo que tan diferentes no somos. Pero ¿Sabéis que ocurrió en el planeta tierra cuando dos razas inteligentes convivieron? Pues que el Homo Sapiens asimiló a la Nearthental. Posiblemente entraran en conflicto, los Nearthentales, aun siendo más fuertes e inteligentes, serían minoría, matarían a los machos, y los sapiens se cogerían a las hembras. Así se asimila a una especie compatible, y por eso tenemos casi todos los humanos entre un 1% y un 4% de ese ADN, de esas matanzas de hace más de 80000 años.

El tiempo es otro factor muy a tener en cuenta a la hora de buscar pruebas. Si bien los alienígenas puedan haber llegado, modificado genéticamente a los Nearthentales y a los Homo Sapiens, creado un parque temático, y luego haberse largado hace 50000 años. ¿Quedaría algún resto tecnológico, construcción o prueba de su paso?

“La necesidad de construir artilugios para matarse, o muros para defenderse, organizar las tribus a ciudades estado, alimentarse y socializar estructuralmente para evitar saqueos y matanzas de extranjeros, hizo que la cultura humana naciera. “

Si tenemos en cuenta que el resto más antiguo de un homo Sapiens es de 210000 años https://cutt.ly/8nS3201 y que nuestra evolución tecnológica necesitó 5000 años desde la escritura, da tiempo a evolucionar e involucionar unas cuantas veces, y no tener restos de esas civilizaciones perdidas.

Pero cómo explicamos la evolución humana. ¿Otra casualidad cósmica? ¿No son muchas? Por no hablar de las condiciones justas del Big Ban, el paso de lo inerte a los biológico, y ahora la inteligencia o cultura de los humanos. Estadísticamente que se den esas condiciones son astronómicas, pero ante un cosmos tan magno…

A todas estas preguntas podemos responder siempre también con el comodín de “intervención divina-alienígena” solo porque no tenemos respuestas concisas, pero vamos a dejar solo esta posibilidad cuando no haya más opciones a las que acudir. Es decir, vamos a intentar explicar la evolución cultural sin intervención divina-alienígena.

La guerra.

Sé que igual desmitificar la evolución humana con una simple ansia intrínseca de matar a los de su propia especia, algo que posee el ser humano y no suele darse en el resto de las especies, pueda sonar raro, pero es un factor determinante.

La clave ya nos la dio Arthur C. Clarke en 2001 con la mayor elipsis de la historia del cine. Esa herramienta-hueso que le dio ventaja a la hora de defenderse a Moon-Watcher de su rival, la enlaza directamente con las naves de misiles nucleares de aquel futuro. ¿Por qué? Porque es la HERRAMIENTA la que nos dio ventaja, ya sea para matar, ya sea para llegar al espacio.

Sé qué precisamente 2001 habla de intervención, pero recordemos que ciencia ficción, no olvidemos la parte de ciencia, y distingámosla de la de ficción. Aunque muchos puedan alegar que nos es descartable en ningún caso esa intervención divina-alienígena, pero como digo yo, lo que hay que demostrar son los hechos, no los no hechos ocurridos (es decir, hay que probar la existencia de Dios-Alien, no la no existencia, aunque es exactamente lo que aquí estamos haciendo).

El popular Incidente OVNI de Roswell, el primero registrado en la breve historia de la ufología, comenzó con un simple paseo. Durante su caminata, Mack Brazel encontró restos de objetos extraños dispersos por su rancho y decidió avisó al sheriff. Días después, el diario Roswell Daily Record publicaba que el misterioso aparato era un objeto del tamaño de una mesa, poseía caucho de color gris esparcido, gran cantidad de papel de plata, cintas adhesivas con diseños florales y varillas de madera. Pero no contaba por ningún lado con metal alguno que hubiese podido ser usado como motor.
El popular Incidente OVNI de Roswell, el primero registrado en la breve historia de la ufología, comenzó con un simple paseo. Durante su caminata, Mack Brazel encontró restos de objetos extraños dispersos por su rancho y decidió avisó al sheriff. Días después, el diario Roswell Daily Record publicaba que el misterioso aparato era un objeto del tamaño de una mesa, poseía caucho de color gris esparcido, gran cantidad de papel de plata, cintas adhesivas con diseños florales y varillas de madera. Pero no contaba por ningún lado con metal alguno que hubiese podido ser usado como motor. Imagen cortesía de Frank Kovalchek.

Como veis, la necesidad de construir artilugios para matarse, o muros para defenderse, organizar las tribus a ciudades estado, alimentarse y socializar estructuralmente para evitar saqueos y matanzas de extranjeros, hizo que la cultura humana naciera. Y la evolución siguió, se crearon carros de combate, mejores espadas (la edad del bronce), y sobre todo la escritura, como herramienta primordial para guardar el conocimiento. Todos ellos, sin necesidad de que ningún Dios bajara a contarnos como, por mucho que los mitos lo contradigan. Sobreviven los listos, porque los descuidados, los que no supieron manejar la herramienta, sencillamente desaparecieron. Ley de la selva.

Del mismo modo, la creación humanizada (aunque al principio fue más bien zoomorfos) de los dioses-alienígenas, con sentimientos muy humanos (iracundos, envidiosos, libidinosos), hacía más fácil la praxis de someter a la población gobernante, que cualquier otro medio disponible. Obedece o sufrirás la ira de tu Dios. No hace falta discutir más. Por no hablar de que aquel que tiene fe en la batalla porque cree que le respaldas sus dioses, tiene más posibilidades de sobrevivir.

También es importante entender la psique humana, la necesidad de entender el mundo que le rodea, hasta tal punto que, si no puede explicarlo porque le falta conocimiento, se lo inventa. Error que seguimos cometiendo en la actualidad. Llámalo Dios, llámalo Aliens, llámalo mito, llámalo pensamiento mágico. Cuando lo lógico es decir sin vergüenza, no lo sabemos, y diferenciar bien teoría con hechos constatados.

Erik Von Daniken tiene razón en que una cultura inferior tomaría por dioses a una superior, (ya sean aliens o humanos de la Atlántida), como bien nos contó en Recuerdos del futuro con la historia de que, durante la segunda guerra mundial, soldados americanos en islas del mar del sur, apartadas de la civilización, fueron venerados por dioses por indígenas, que imitaban sus naves y ropajes. https://cutt.ly/DnS4AxX.

“Quien no nos asegura que, en ese llamado techo tecnológico de autodestrucción, no hayamos reseteado de cero nuestra civilización varias veces, y no dejado ninguna muestra de ello, dando lugar a esos mitos de Atlántida, Lemuria, Mu…”

Si eso ha ocurrido en tiempos modernos, puede haber ocurrido en la prehistoria, pero nunca ha presentado pruebas concluyentes que lo certifiquen y los indicios que ha presentado, como múltiples ooparts, han sido desmontados por arqueólogos y demás científicos.

Hay ooparts inquietantes, podría citar las mismísimas pirámides de Egipto, ¿Fueron construidas por Aliens? Muchos citan que, con la tecnología de la época, sin grúas y poleas, y en los tiempos que marca la historia, sin ayuda externa, es imposible. Y quizás los tiempos de datación estén erróneos, quizás las pirámides se las encontraron y los papiros muestren trabajos de reparación, y seguramente hayamos sufrido involución en cuanto a la técnica, ya que otras pirámides posteriores aparecieron derrumbadas. Pero si el hombre de este video https://cutt.ly/FnDwgLn es capaz de mover estas piedras con unas maderas, imagínate una civilización especializada en ello.

La copa de Licurgo con nanotecnología también es inquietante https://cutt.ly/gnS7siX y aún más inquietante, es la Esfinge, que últimamente la databan de 10000 años de edad https://cutt.ly/ynS7w3l. La colocaría en esas épocas imposibles de una supuesta Atlántida. Pero en realidad, ninguna prueba concluyente, ni tecnología imposible.

De hecho, sería más probable que si encontramos construcciones en la Luna, o en Marte, que fueran de evoluciones humanas olvidadas y borradas de antes del 10000 AC. que de alienígenas.

El primer hombre en viajar al espacio le debe mucho al primer mono que emprendió esa aventura. Y al primer perro. Y al primer mono. Durante muchos años, los científicos probaron los efectos de la ingravidez sobre diferentes animales antes de atreverse a intentarlo en humanos. Albert I fue el primer héroe astronauta de la Historia y participó en una misión espacial a bordo de un 'V-2' el 11 de junio de 1948 Nuevo México. El sucesor del primer aventurero, Albert II puso su granito de arena un año más tarde y murió tras el impacto de su 'V-2'. Ham se convirtió en el primer chimpancé en viajar al espacio, a bordo de la nave 'Mercury Redstone'.
El primer hombre en viajar al espacio le debe mucho al primer mono que emprendió esa aventura. Y al primer perro. Y al primer mono. Durante muchos años, los científicos probaron los efectos de la ingravidez sobre diferentes animales antes de atreverse a intentarlo en humanos. Albert I fue el primer héroe astronauta de la Historia y participó en una misión espacial a bordo de un ‘V-2’ el 11 de junio de 1948 Nuevo México. El sucesor del primer aventurero, Albert II puso su granito de arena un año más tarde y murió tras el impacto de su ‘V-2’. Ham se convirtió en el primer chimpancé en viajar al espacio, a bordo de la nave ‘Mercury Redstone’.

Para entender nuestra propia historia, el ser humano de las primeras civilizaciones, descritas con maestría en el libro La historia comienza en Summers de Krammer, nos descubre que tenían las mismas inquietudes que los humanos actuales, hace 5000 años. Quien no nos asegura que, en ese llamado techo tecnológico de autodestrucción, no hayamos reseteado de cero nuestra civilización varias veces, y no dejado ninguna muestra de ello, dando lugar a esos mitos de Atlántida, Lemuria, Mu, o incluso dioses primigenios que nos iluminaron. Una vez más, son teorías preciosas, plausibles, pero sin ninguna prueba ni indicio semejante.

Volviendo a la teoría de Aliens-Dioses que nos influían, como por ejemplo Yahvé, el Dios psicópata por excelencia (aunque los dioses sumerios y griegos también tenían lo suyo). ¿Puede una criatura evolucionada, con tecnología y conocimientos tales que nos parecía magia, ser tan genocida con la raza humana?

Siempre he creído que cuando alcanzas tal nivel de transcendencia, y has sido capaz de cruzar el universo para acabar dirigiendo a unos judíos por el desierto 40 años, o estampar ejércitos contra ciudades estados por mera diversión, o pedir sacrificios humanos para satisfacerte, no tiene mucha lógica tal nivel de dependencia del sufrimiento humano y ser tan celoso de tus cumplimientos, como para ser omnipresente y todopoderoso.

Por no hablar de la evolución de la creencia de esos dioses, como dijimos antes, en principio zooformes, luego humanizados pero gigantes, como símbolos de poder y fuerza, (no muy distinto de como representaban a los faraones) luego al pasar a los monoteístas, se convierten en seres tan poderosos, que son irrepresentables (como pasó con el culto a Atón y con Yahvé). “Mi Dios es tan poderoso que no se puede representar”. Claro, esto es algo que no se puede superar, deja obsoleto ese Dios Horus tan chulo de forma de halcón.

Otra supuesta prueba recurrente de existencia de visitas, son algunas representaciones en cavernas prehistóricas semejantes a alienígenas con escafandras y similares. Bien, una vez más voy a intentar explicarlas sin tener que recurrir tan pronto a la tan socorrida teoría de alienígenas ancestrales.

Las experiencias ovnis llevan ocurriendo desde hace milenios, y la razón es tan sencilla que parece increíble. Es porque es una experiencia humana.

Del mismo modo que tenemos en la biblia experiencias de abducciones, o del mismo modo que existen la leyenda de los vampiros, súcubos, o encuentros con la virgen o el dios que corresponda. ¿Por qué no iban a tener esas mismas experiencias los hombres prehistóricos, si su cerebro y percepción es la misma que la del hombre moderno? Otra cosa es la explicación que les daban (que caen siempre en el pensamiento mágico), a lo que les ocurría realmente.

Simplemente nombrar múltiples explicaciones a estas experiencias relacionadas con la percepción. Y como tales, podemos hablar de: parálisis del sueño, pesadillas, sueños lúcidos, alucinaciones, ya sea por consumo de sustancias, o incluso alucinaciones por trastornos, esquizofrenia, delirios, fiebres, paranoias, epilepsia… Por lo que no cometamos el error del presentismo. Lo único que nos diferencia es que tenemos un poquito más de información.

“UMMO: hoy día, todavía hay defensores ilustres del caso, aun cuando José Luis Jordán confesó en 1966 que se lo había inventado todo.”

Saltemos a los casos actuales más famosos de ovnis o encuentros de la tercera fase, para determinar si hemos sido visitados. Sobre todo, a raíz de la explosión cultural (sí, ha leído bien) que supuso la descripción de Kenneth Arnold en el 1947 de que 9 objetos inusuales, volaban erráticamente, como un plato lanzado al agua. Se publicó en realidad que había visto platillos volantes, y tal fue el impacto de la noticia que se reportaron desde entonces miles de platillos volantes. ¿Por qué la gente decía ver platillos volantes cómo publicó el periódico y no a “objetos con forma de media luna, oval delante y convexa en la parte trasera, algo así como un molde para pastel que fue cortado en la mitad con una especie de triángulo convexo en la parte trasera y que hacían movimientos erráticos.”, como dijo originalmente y la prensa tergiversó para conseguir un buen titular? La respuesta es fácil, por contaminación cultural, o infestación de pánico.

Si estudiáis los casos ocurridos en los 80 en Estados Unidos sobre el pánico satánico, tendréis la respuesta al 99% de los encuentros ovnis. (99 % porque nunca se debe descartar que algún de ellos sea un encuentro real). Es exactamente el mismo fenómeno, del mismo modo que el perro y la mermelada de Ricky Martin nunca existieron.

Los casos más sonados, como Rosswell, Ummo, han sido desmontados por múltiples escritores. Caravaca con su expediente Roswell detalla todas las aristas, y recordemos la cantidad de conspiraciones militares americanas que debían ser tapadas de la opinión pública por la zona de Dallas, Proyecto Manhattan, Operación Paperclip, el arranque de la carrera espacial con el uso de chimpancés (embutidos en sus trajes de la NASA y confundidos por granjeros como grises), pruebas de vuelo con dichos animales. La caída de tecnología aeroespacial en una granja bajo el miedo y la lupa de la guerra fría, fue un mal trago para la inteligencia militar de la época, que tuvo que tapar como pudo.

La Operación Paperclip tuvo sus orígenes cuando la Segunda Guerra Mundial aún estaba en marcha y fue el nombre en clave de un programa militar ultrasecreto ideado por los servicios de inteligencia estadounidenses para extraditar científicos nazis a Estados Unidos.
La Operación Paperclip tuvo sus orígenes cuando la Segunda Guerra Mundial aún estaba en marcha y fue el nombre en clave de un programa militar ultrasecreto ideado por los servicios de inteligencia estadounidenses para extraditar científicos nazis a Estados Unidos.

El caso Ummo, caso español por excelencia, puede considerarse la mayor troleada desde que María le coló lo de la paloma de José y provocó el cristianismo. Hoy día, todavía hay defensores ilustres del caso, aun cuando José Luis Jordán confesó en 1966 que se lo había inventado todo. (El ojo crítico marzo 2018 especial nº 1 Especial Ummo) y hoy día, JL y otros youtubers, siguen dándoles vueltas al tema.

“Como dice Neil DeGrasse Tyson, cuando seáis abducidos, y no os mire el alienígena, agarrar un cenicero o algo de la nave como prueba, y entonces, la comunidad científica os hará caso.”

Por último, lo más cerca que hemos estado a tener una prueba contundente de visitas alienígenas, sería el caso Oumuamua. Un fenómeno apoyado por el científico Avi Loeb, un genio en su campo y con muchas cosas que decir, aunque parece ser que se ha desmontado la posibilidad de que fuera una vela solar alienígena, al mismo modo que pretende mandar el propio Avi a Alpha Centauri. Que listos estos alienígenas que su tecnología es igual que la que Avi pretende fabricar con financiación que busca.

Aun así, Avi tiene razón en que los científicos tienen miedo a enfrentarse a este debate, y deben ser mucho más valientes e incluso especializarse en una astro-arqueología, no vaya ser que se nos haya escapado el evento más importante de la historia, por miedo a ser señalados ante el resto de la comunidad científica. Tenemos tecnología para detectar atmosferas con rastros de tecnología en planetas lejanos, y no las estamos usando porque da mala prensa. https://cutt.ly/ZnDqbFC

Otros casos de supuestos alienígenas, aunque muy alejados de nosotros, son la señal Wow, que no se ha vuelto a replicar. O el de la estrella Tabby y esa hermosa esfera de Dyson. Claro, a mí me gusta más la versión de la esfera de Dyson, y de hecho no sé cómo no hemos detectado más en todo el cosmos conocido, porque seguro que existen, pero si podemos explicarlo con un disco de escombros que la rodee, pierde su magia, pero… es lo que tiene la ciencia. https://cutt.ly/WnDqA7z

No me voy a molestar mucho en hablar de supuestos contactados que no aportan ni una sola prueba, o que revelen información inexplicablemente sorprendente que 20 años atrás fuera imposible conocer, y ni mucho menos mostrar algún objeto no terrestre de material o tecnología imposible. Nunca ha ocurrido, y dudo que ocurra.

Como dice Neil DeGrasse Tyson, cuando seáis abducidos, y no os mire el alienígena, agarrar un cenicero o algo de la nave como prueba, y entonces, la comunidad científica os hará caso.

Así que la respuesta a la segunda parte de la pregunta a si hemos sido visitados alguna vez por seres extraterrestres inteligentes, lo que debemos decir es: Puede, es probable, pero no tenemos ninguna prueba de ello.


Autor: David Santiso Fernández es co-presentador de “Clave45”, dirige el canal de Youtube Pites de Grao y es miembro del equipo de “Monkey Donkey.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.